10 ejercicios que cambian tu humor

frases-junio-25-sábado-3 (2).png

Las endorfinas son capaces de hacer maravillas en tu estado de ánimo. Y el ejercicio es una de las formas más fáciles y efectivas de generarlas. Te contamos las diez actividades físicas y mentales que te ponen de buen humor.

Que el ejercicio mejor el estado de ánimo es una evidencia científica. Pero hay actividades especialmente happy: porque te hacen producir endorfinas desde el minuto uno, porque son divertidas, porque también relajan tu cuerpo y tu mente, porque son muy placenteras

 

Te proponemos una lista de 10 actividades happy fitness. Cada una es perfecta para un momento del día. Si puedes, ¡practícalas todas! Nada mejor para empezar el día que hacer en ayunas unos saludos al sol, el calentamiento en yoga. Así estiras el cuerpo, lo flexibilizas y tonificas, llenándolo de energía para el resto del día. Si a esta serie de ejercicios le añades alguna asana invertida, estarás activando la circulación y oxigenando tu cuerpo y tu mente.

El ejercicio matinal te hace segregar endorfinas nada más levantarte, lo que te asegurará un excelente humor durante todo el día y te proporcionará calma y autocontrol para esquivar el estrés.

¿Lo mejor? Hacer algo de ejercicio antes del desayuno quema las grasas acumuladas y activa el metabolismo, ayudándote a consumir más calorías durante el resto del día. Potencia todos estos beneficios tomando un té verde (prueba los de Yogui Tea), pan integral con aceite de oliva y fruta fresca.

Practica por tu cuenta. El objetivo de las clases de yoga es que cada persona aprenda la secuencia de ejercicios y asanas para poder tener su propia práctica. Con El Nuevo Libro del Yoga (Integral), puedes aprender a realizar los saludos al sol y la serie completa de asanas de Hatha Yoga, el yoga de la energía. Cuando te sientas entumecida y el estrés comience a hacer mella en tu humor, estírate. Cinco minutos son suficientes para cambiar tu cuerpo y tu mente. Como media, no deberías pasar más de dos horas sin moverte de tu sitio o levantar la vista de la pantalla.

Estira las piernas. Lo ideal es dar un pequeño paseo para desentumecer el cuerpo y cambiar de escenario. Ir al baño puede ser la mejor excusa. Si puedes abrir una ventana y respirar aire fresco, mejor.

En tu asiento. Cada vez que lo necesites, estira el cuello a los lados y hacia abajo. Agárrate con una mano al respaldo y gira el tronco a ambos lados. Cruza las manos por detrás y abre el pecho. Cuando nadie te vea, agarra el asiento entre las piernas, baja la cabeza y estira la espalda poniéndola redonda.

Descansa los ojos. Cuando estés muy cansada, tu vista esté fatigada y sientas que no puedes más, frota tus manos y colócalas sobre los ojos unos minutos. Si es posible, ponte unos cascos y escucha música relajante. Moverse activa el cuerpo, quedarse quieto lo adormece y, a la larga, nos produce abatimiento y tristeza. Y se trata de un círculo vicioso: cuanto menos ejercicio hacemos, más cansados estamos y menos ganas tenemos de movernos. Por eso es tan importante que tu día a día sea lo más activo posible.

Pequeños paseos. Cualquier excusa es buena para caminar durante el día: subir las escaleras en lugar de coger el ascensor, aprovechar la hora de la comida para dar un paseo, dejar el coche en casa. Moverte durante la jornada laboral te hará aguantar con mejor humor el tiempo que pases sentada. Ten en cuenta que toda la actividad física que hagas suma ejercicio y resta calorías.

Despeja la mente. Practicar el walking es una excelente forma de mejorar nuestro humor. Aunque no te apetezca, con cada paso tu cuerpo y tu mente comienzan a desbloquearse y, si tu paseo supera la media hora, comienzas a producir de forma natural las deseadas endorfinas y a quemar calorías.

De vuelta a casa. Caminar de vuelta a casa es la mejor idea para dejar en el camino el estrés del día, hacer algo de ejercicio y llegar a casa como nueva. Llévate en el bolso unas zapatillas de deporte o unas bailarinas y cámbialas por tus tacones. El ciclo indoor es una de las actividades estrella en los gimnasio de todo el mundo, sobre todo al medio día o por la tarde, cuando cientos de personas necesitan desconectar del trabajo. Es tan fácil de hacer (sólo hay que pedalear), tan efectivo y motivante, que empiezas a sudar, quemar calorías y producir endorfinas desde el minuto uno.

No piensas en nada. En una clase de spinning no tendrás tiempo de pensar en el trabajo, ni en los niños, ni en las obligaciones. El monitor comenzará a guiarte en tu recorrido imaginario en bici, animándote y dándote instrucciones al ritmo de una música súper motivante.

Boom de endorfinas. Después de 45 minutos pedaleando, después de haber sudado todas tus toxinas físicas y mentales, después de haber movido intensamente tu cuerpo, mírate al espejo. Tu cara habrá cambiado completamente y una sensación de bienestar, relax y buen humor te invadirán.

Hidrátate. La única condición para obtener todos los beneficios del spinning es que te hidrates antes, durante y después de la actividad para no sufrir un mareo o un golpe de calor. También es importante que hayas comido bien para tener energía. Si vas a empezar con esta actividad, te recomendamos usar un coulotte o compararte un sillín de gel para la bici.¿Has tenido un día horrible, no eres capaz de gestionar bien el estrés y tienes ganas de matar a tu jefe? No desesperes, puedes liberar todas tus tensiones en las clases de body combat, un programa de ejercicio que combina golpes, patadas, técnica y movimientos del boxeo, el kick, el karate y otras artes marciales.

Frente al espejo. Lo bueno de esta actividad es que no se trata de un deporte de contacto propiamente dicho. Con el único que tienes que pegarte es, imaginariamente, con tu jefe o con esa persona que te hace la vida imposible. Frente al espejo, podrás lanzar los golpes y patadas con toda la fuerza que quieras para descargar la adrenalina acumulada.

Quemas muchas calorías. Al tratarse de una actividad aeróbica de duración, además de liberar tensiones y ejercitar tu cuerpo, puedes llegar a quemar entre 300 y 600 calorías. Todo depende del estrés que quieras liberar

¿Lo mejor? Las clases de body combat no sólo son desestresantes, divertidas y fáciles de seguir, sino que te proporcionan un competo entrenamiento físico. Con los golpes, patadas y movimientos de cada coreografía de combate tonificas todo el cuerpo. Con el movimiento continuado, a veces muy intenso, quemas calorías constantemente. Además, al final de cada clase se entrenan específicamente los abdominales y los brazos. Terminarás la sesión con unos minutos de relajación para devolver el cuerpo y la mete a la calma. ¡Llegarás a la ducha pletórica! aefabts.com .El sexo también cuenta como ejercicio físico y, además, es uno de los que más endorfinas nos hacen producir. Tonificas el cuerpo, quemas calorías, liberas tensiones, recibes caricias y besos… ¡qué más se puede pedir!

¿No tienes tiempo? Durante la semana todos solemos estar cansados por el trabajo y las obligaciones, y normalmente sacrificamos el sexo porque nos quita horas de sueño. Stop. Cambia tus horarios: haz el amor al llegar a casa y disfruta luego de la cena, el sofá y un sueño reparador.

Te embellece. Además de mejorar tu humor, practicar sexo te hace producir hormonas y sustancias que le proporcionan tersura y luminosidad a tu piel y a tu cabello. Tras una buena sesión de sexo, tus facciones se relajan y las líneas de expresión se difuminan, rejuveneciendo tu aspecto.

Practica más. El sexo debería se una hábito saludable más, recomendable para cualquier persona adulta. Si no tienes pareja, ¿por qué no practicarlo en solitario? No harás tanto ejercicio pero tener un orgasmo te hará producir muchas endorfinas. Te recomendamos echar una ojeada a la web de Los Placeres de Lola ( losplaceresdelola.com )El fin de semana es el momento ideal para contrarrestar el sedentarismo de la semana. Y qué mejor que hacerlo con un deporte “social”, en el que puedes hacer ejercicio a la vez que disfrutas de tu pareja y tus amigos.

Fija un día. Busca una pareja o unos amigos con quien jugar y fija un día del fin de semana para que se convierta en costumbre, así mantendrás tu buen humor durante el fin de semana y además contrarrestarás los típicos excesos gastronómicos propios de las cenas y comidas. Otra opción es aprender con un profesor ( clasesdepadel.com )

Ejercicio feliz. A los típicos beneficios de un ejercicio aeróbico (mejora del sistema cardiovascular, quema de calorías, velocidad y resistencia…) se añade lo bien que te lo pasas haciendo ejercicio en compañía, lo entretenido que resulta y la gran posibilidad que hay de que te rías mientras tanto.

Calienta y estira. Uno de los grandes problemas que tiene el “ejercicio de fin de semana” es que la forma física suele brillar por su ausencia y a veces provoca muchas lesiones. Evítalo calentando antes de empezar y estirando al final (estirar los músculos incrementará la sensación placentera del ejercicio físico). Si sufres un tirón después de tu partido seguramente tu humor no será muy bueno. Nada como hacer deporte al aire libre para despejar la mente, oxigenarte, cargar pilas y cambiar tu humor. La combinación del aire puro, el ejercicio físico, las vistas y la compañía harán maravillas en tu estado de ánimo.

Prepárate. Si tienes pensado hacer escapadas a la nieve, lo ideal es que te prepares físicamente para evitar el agotamiento y las lesiones. Si te pones las tablas después de meses sin mover un dedo, es fácil que te caigas, acabes exhausta y de mal humor. Ir un par de días en semana al gimnasio o hacer todas las actividades que te hemos recomendado te harán llegar mucho más en forma a la nieve.

¿No esquías? Nunca es tarde para empezar, eso sí, te recomendamos aprender siempre con un monitor para evitar que lo acabes odiando. Si no quieres intentarlo, aprovecha para pasear por el entorno, tomar el sol (en las estaciones suele haber hamacas), respirar aire puro, dormir y descansar. La estación de Sierra Nevada es perfecta para disfrutar del après ski. ( sierranevadaski.com ).

Baño caliente. Nada apetece más que relajar los músculos después de una jornada de esquí. ¿Nuestra recomendación? Prepara un baño caliente y, si es posible, disfrútalo en compañía. Después, hidrata y masaje tu cuerpo con el aceite relajante Vata de Rituals, y subirás al cielo (rituals.com ).Después de una larga semana de trabajo, obligaciones, preocupaciones e incluso entrenamiento físico, nada mejor que olvidarte del mundo en un spa. Los circuitos de agua forman parte de los programas de acondicionamiento físico de la mayoría de deportistas de elite, ya que el descanso y la relajación son tan necesarios como la actividad física.

Gym con spa. Si estás pensando en apuntarte a un club deportivo, busca uno con spa, como el Club Metropolitan ( clubmetropolitan.net ). Mucha gente acude los domingos por la tarde para contrarrestar los excesos del fin de semana y preparar su cuerpo y su mente para comenzar de nuevo. Hacer un circuito spa también es una buena idea cuando no has tenido tiempo de hacer ejercicio, ya que el efecto sobre tu humor es igual de satisfactorio.

En pareja. Concédete de vez en cuando este placer con tu chico, sobre todo si lleváis una época cansados y estresados. ¿Qué tal un fin de completo en un hotel spa? Hará maravillas sobre tu humor. El ejercicio es una de las mejores terapias para mejorar tu humor, pero a veces su efecto es sólo temporal. Lo ideal es que tus hábitos de vida consigan proporcionarte felicidad y estabilidad emocional. Las disciplinas orientales son perfectas para conseguirlo, ya que sus efectos se notan a largo plazo: mejoran tu autoestima, te dan autocontrol, te calman y te ayudan a reaccionar de forma serena ante los problemas.

Yoga. Además de cuidar tu cuerpo, mejorar tu salud y activar tu metabolismo, la práctica regular de yoga aporta serenidad, paz interior, autocontrol y un estado de ánimo más equilibrado. Sólo tienes que buscar el estilo que más vaya contigo. En Yoga Center puedes probarlos todos ( yogacentersc.es ).

Pilates. Si tu mal humor o tu tristeza responden a problemas físicos como el dolor de espalda, la fibromialgia, el cansancio crónico, la depresión o alguna lesión, este método puede ser tu solución. Con Pilates podrás rehabilitar tu cuerpo de forma absolutamente personalizada, lo que inmediatamente se traducirá en una mejora de tu estado de ánimo. La única condición es hacerlo en un centro con profesionales cualificados, como Pilates Body Soul ( pilatesbodysoul.com ).

Meditación. Esta herramienta puede ayudarte a equilibrar tus emociones y tu ánimo. Unos minutos cada día te devolverán la calma y el buen humor, y te permitirán afrontar con serenidad cualquier situación estresante. Busca un lugar tranquilo y ventilado, enciende una vela, pon música relajante si quieres, y siéntate con las piernas cruzadas. Respira solamente por la nariz y no trates de dejar la mente en blanco, sino de contemplar en la distancia tus pensamientos. En City Yoga puedes asistir a sesiones de meditación budista ( city-yoga.com ).

Fuente: http://www.terra.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s